Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, seleccione su país e idioma. Será redirigido a la página de su país.

  • Internacional
  • Bélgica
  • Alemania
  • Dinamarca
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Noruega
  • Polonia
  • Suecia
Hombre con dolor en la boca

Lesiones ulcerosas de la mucosa oral: manifestaciones y categorías

Las lesiones ulcerosas bucales de la mucosa son llagas o aftas dolorosas que aparecen dentro de la boca. Las aftas son redondas u ovaladas y generalmente blancas, amarillas o grises en el medio con un borde rojo hinchado. Son ligeramente elevadas, redondas o de forma ovalada y por lo general del tamaño de una lenteja.  Estas lesiones ulcerosas de la cavidad bucal tienen muchos factores etiológicos subyacentes, más comúnmente infecciones, relacionadas con el sistema inmunitario, traumáticas o neoplásicas. [1].

Al principio, los pacientes afectados reportan un ligero dolor, ardor u hormigueo. Aproximadamente 6-24 horas después y tras una breve etapa de ampollas, aparecen una o más lesiones dolorosas. El dolor es causado por el daño de la capa superior de la mucosa oral, ya que deja las terminaciones nerviosas expuestas. Comer y beber ciertos alimentos e incluso la saliva y el aire pueden irritar estas terminaciones nerviosas expuestas y causar aún más dolor, lo que también puede retrasar la curación.

Las úlceras aftosas se clasifican en tres tipos principales:

 

Úlceras aftosas menores (tipo Mikulicz)

Estas úlceras suelen aparecer por primera vez en la infancia o la adolescencia. Son el tipo más común, representando el 80% - 90% de las úlceras aftosas. Tienden a ocurrir aproximadamente 3-6 veces al año y se manifiestan en la mucosa oral de la mejilla, labio o la lengua. Las lesiones miden menos de 10 mm y generalmente sanan en 1 a 2 semanas sin dejar cicatriz. Se repiten con frecuencia. El dolor suele disminuir pasados 5 días.

 

Úlceras aftosas mayores (tipo Sutton)

Esta forma de úlcera es poco frecuente y representa aproximadamente el 10% de todas las lesiones aftosas. Las úlceras son generalmente profundas, mayores de 10mm y dejan una cicatriz cuando cicatrizan en aproximadamente 6 semanas. Se repiten con frecuencia. A veces, una persona también puede tener fiebre o sentirse mal, o tener marcadores inflamatorios elevados en la sangre [2].

 

Úlceras aftosas herpetiformes (tipo Cooke)

Las úlceras aftosas herpetiformes, también conocidas como "Aphthosis herpetiformis", son muy raras y similares al tipo menor. Su característica distintiva es que están asociadas con un gran número de lesiones. Por lo general, hay de 10 a 100 úlceras presentes continuamente, con un tamaño de 1 a 2 mm. A pesar de su recurrencia, el periodo de la curación no se excede más de los 7 o 10 días. Estas úlceras son poco profundas y sanan sin dejar una cicatriz. 

.