Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, seleccione su país e idioma. Será redirigido a la página de su país.

  • Internacional
  • Bélgica
  • Alemania
  • Dinamarca
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Noruega
  • Polonia
  • Suecia
Forme a sus pacientes en la relación entre diabetes y periodontitis

Forme a sus pacientes en la relación entre diabetes y periodontitis

Como profesional de la salud oral, probablemente sea consciente de la compleja relación bidireccional existente entre la diabetes y la periodontitis. Sin embargo, los pacientes no siempre tienen claro que exista tal conexión. 

Como resultado, podrían ver sus hábitos de higiene bucal como una rutina únicamente necesaria para prevenir problemas de salud bucal. Ignorando así, el hecho de que una buena salud bucal también puede tener beneficios sobre la salud general.

Este es un desafío para los profesionales dentales. ¿Cómo se comunica con sus pacientes sobre la compleja relación entre diabetes y periodontitis sin confundirlos ni asustarlos? Se trata de conectar los puntos de una manera completa y significativa.

Ayudar a los pacientes a entender la relación entre la salud bucal y la salud general

El primer obstáculo es explicar la higiene bucal como parte de la salud total. ¿Qué le sucede al resto de tu cuerpo si descuidas una sola parte? Utilice ejemplos con los que se puedan relacionar para explicar este punto. Si su dieta es pobre, afecta a su sueño. Si no duerme bien, su estado de ánimo se ve afectado. El punto es bastante simple: cada aspecto de su salud general afecta a otros de alguna manera.

El vínculo entre la diabetes y la periodontitis [1] no es diferente. Deje claro que descuidar la boca significa descuidar el cuerpo. La higiene bucal es parte de la salud general. De la misma manera que también lo son el sueño, la dieta, el cuidado de la piel o el ejercicio.

Comunicar las consecuencias de una salud bucal insuficiente

Explicar la salud bucal como parte de la salud general solo es eficaz cuando se muestran las consecuencias. Aparte de la caries y el mal aliento, ¿qué sucede cuando uno no se cepilla los dientes y limpia entre ellos adecuadamente? Expóngales a sus pacientes el papel de las bacterias que están presentes en la placa. Así como los muchos problemas a los que podrían contribuir, tales como:

  • Enfermedad cardiovascular: las personas con enfermedad de las encías tienen un riesgo 2-3 veces mayor [2] de tener un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o evento cardíaco similar, aunque aquí no hay prueba de una conexión directa.
  • Endocarditis: el vínculo entre la endocarditis infecciosa y las bacterias orales se conoce desde hace décadas [3].
  • Neumonía:  existe una relación [4] entre la enfermedad de las encías y la neumonía bacteriana.
  • Infecciones respiratorias: los estudios han demostrado [5] que la enfermedad de las encías puede aumentar el riesgo de infecciones respiratorias distintas de la neumonía, como la EPOC.

Sus pacientes necesitan ejemplos reales con consecuencias reales. De esta manera, verán cómo los simples actos de cepillado y limpieza interdental afectan profundamente (y positivamente) al bienestar. Comunique la gravedad de la mala higiene dental a través de sus efectos. 

Posicionamiento de la Periodontitis como un problema serio de salud

Los números hablan por sí solos, las estadísticas de la enfermedad periodontal son asombrosas [6]. Se estima que aproximadamente el 80% de las personas mayores de 30 años tienen algún tipo de enfermedad periodontal. Desde la gingivitis leve hasta la periodontitis. 

En números reales, son 750 millones de personas en todo el mundo. La periodontitis más profunda y grave afecta al 10-15% de los adultos [7]. Comparar estas cifras con el número de casos estimados de diabetes en todo el mundo (415 millones) [8] es suficiente para ver lo significativos que son los problemas planteados por estas dos enfermedades crónicas.

Las personas que sufren diabetes tienen entre 1,5 y 3 veces más probabilidades de [9] padecer periodontitis que las personas que no son diabéticas. Los datos apuntan a un vínculo irrefutable. 

Esto pone en evidencia por qué es aún más importante que los pacientes con diabetes tomen medidas preventivas. Y es que puede ayudar a evitar dificultades de salud. Además, la evidencia sugiere que la enfermedad de las encías puede empeorar las complicaciones de la diabetes tipo 2 [10].

Diabetes y periodontitis:

Las investigaciones sugieren una relación bidireccional compleja [11] entre la diabetes y la periodontitis. La diabetes es un factor de riesgo importante para la periodontitis. Además, los estudios han establecido un vínculo claro entre el grado de hiperglucemia (niveles altos de glucosa) y la gravedad de la enfermedad de las encías.

Aquellos con diabetes (tipo 1 o 2) son más propensos a experimentar otros problemas desagradables de salud bucal. Como, por ejemplo, mal aliento, sequedad de boca, infecciones orales y agravamiento de la enfermedad periodontal.

Diabetes y periodontitis:

Mientras tanto, la periodontitis puede tener un impacto negativo en el control glucémico de los pacientes con diabetes. Esto significa que puede ser cada vez más difícil mantener niveles constantes de glucosa en sangre. 

A su vez, aumenta el riesgo de complicaciones (graves) de la diabetes con - por ejemplo - los ojos, los riñones y los nervios. Este es obviamente un punto pertinente para presentarle a cualquier paciente que pueda tener diabetes o que esté en riesgo de ello. Pero también sirve para reforzar de manera más general el principio de la salud holística.

Como profesional dental, también es importante que pueda ayudar a sus pacientes a recordar la información después de que salgan de la consulta.

Pasos preventivos para recomendar

Ninguna educación está completa sin una tarea que ayude a retener lo aprendido. Enseñar a los pacientes sobre los vínculos entre la periodontitis y la diabetes requiere una lista de verificación. Pase estos artículos fáciles de recordar y de hacer como rutina y anime a todos sus pacientes, especialmente a los de riesgo, a seguirlos:

  • Cepillar regularmente, dos veces al día o después de cada comida durante al menos dos minutos. Para así evitar la acumulación de placa.
  • Implementar en la rutina el cuidado interdental. La limpieza entre los dientes para eliminar la placa y estimular las encías. 
  • Enjuagar después de cepillarse con un enjuague bucal suave para eliminar las bacterias dañinas.
  • Programar chequeos dentales regulares cada dos años o trimestralmente para su limpieza y cuidado.
  • Si está familiarizado con la diabetes mellitus, asegurarse de que está al día en términos de control metabólico.
  • Familiarizarse con los signos de la enfermedad periodontal, como sangrado después del cepillado.
  • Tener en cuenta los vínculos entre la higiene bucal y la salud y el bienestar en general.

Ayudar a los pacientes a entender los vínculos entre la diabetes y la periodontitis requiere conversaciones más amplias sobre la higiene bucal y el bienestar total. Debe ser parte de un enfoque continuo de educación desde la clínica. Simplificando lo posible para que los pacientes lo comprendan y se lo tomen en serio.

Le invitamos a descubrir más sobre el vínculo bidireccional entre la diabetes y la enfermedad de las encías, y también aprender más sobre los productos Sunstar GUM.

Utilizamos cookies para asegurarnos de que le proporcionamos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Para conseguirlo, recordamos y almacenamos información sobre cómo usa dicho sitio web. Esto se realiza utilizando sencillos archivos de texto llamados cookies, que permanecen en su ordenador. Al cerrar este mensaje o navegar a una página distinta dentro de este sitio web, usted presta su consentimiento a nuestras cookies, en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de cookies, a menos que las haya deshabilitado.