Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, seleccione su país e idioma. Será redirigido a la página de su país.

  • Internacional
  • Bélgica
  • Alemania
  • Dinamarca
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Noruega
  • Polonia
  • Suecia

La enfermedad de las encías y la hipertensión

Numerosos estudios vinculan la enfermedad periodontal con la hipertensión. Por lo tanto, es fundamental que a pacientes con ambas patologías se les realicen exámenes médicos.  

La enfermedad de las encías y la hipertensión

La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno crónico que afecta alrededor del 30% de la población adulta. 

La hipertensión arterial es una condición médica crónica caracterizada por la presión sanguínea alta. Estudios vinculan la enfermedad periodontal a la hipertensión, por lo que es crucial hacer los exámenes médicos de los pacientes dentales.

Hechos sobre la hipertensión 

  •   La hipertensión, junto con la diabetes y el tabaquismo, son los factores de riesgo más comunes para la cardiopatía. 
  •  Se entiende por hipertensión cuando un paciente tiene una presión arterial sistólica elevada superior a 140 mmHg y/o una presión arterial diastólica superior a 90 mmHg.
  •  Se entiende por prehipertensión cuando un paciente tiene una presión arterial sistólica entre 120 mmHg y 139 mmHg, y/o una presión arterial diastólica entre 80 mmHg y 89 mmHg. 
  •   Los pacientes con prehipertensión tienden a desarrollar hipertensión. 
  •   Al mismo tiempo, la hipertensión, la diabetes y la cardiopatía se han asociado con la enfermedad periodontal.  

Impacto sistémico

  • La hipertensión causa cambios en la microcirculación, provocando isquemia en los tejidos periodontales, lo que crea condiciones favorables para que la enfermedad periodontal se agrave.
  • La enfermedad periodontal y la hipertensión comparten múltiples factores de riesgo comunes que deben ser reconocidos por los profesionales de la salud y minimizados mediante el tratamiento.
  • La proteína C-reactiva (PCR) es considerada marcadora de inflamación sistémica. Esta ha sido asociada con un aumento en el riesgo de incidencia de infarto de miocardio y accidente cerebrovascular. Pacientes con niveles altos de PCR y una mala salud bucal deben medirse la presión arterial frecuentemente y realizar un examen periodontal exhaustivo.  

¿Qué pueden hacer los profesionales de la odontología?

Existen cada vez más evidencias que apuntan a que las enfermedades periodontales están vinculadas a las enfermedades sistémicas. Por este motivo, los profesionales de la odontología y de la medicina deben entender la relación entre ambas patologías para ofrecer al paciente una atención más avanzada.

 

Los profesionales de la odontología se encuentran en una posición importante para ayudar a identificar y detectar a pacientes con alto riesgo de padecer hipertensión y enfermedad periodontal. 

"Los profesionales de la odontología pueden convertirse en defensores de una vida sana, incluyendo el control de la dieta y la limitación de la ingesta de azúcar. Estas nuevas responsabilidades encajan bien con nuestra comprensión de la etiología de la enfermedad dental." 

Profesor Ira Lamster, editor del International Dental Journal